Judicial

En los casos donde la vía amistosa no tiene éxito, y si lo solicita el cliente, GRUPO ASSIS analizará la viabilidad de poder gestionar la deuda por la vía judicial.

¿Cómo actuaremos si en el proceso amistoso el deudor no ha querido pagar?

Aquí nos encontramos con un gran dilema, ¿qué hacemos ahora para recuperar nuestro dinero?
En los casos que el deudor amistosamente no ha querido llegar a ninguna propuesta de las que le hemos ofrecido cabe, la posibilidad de iniciar un  procedimiento legal. El mandato judicial solo podremos iniciarlo cuando hayamos obtenido los parámetros imprescindibles de solvencia. 

 


¿Qué requisitos son indispensables? 

  • Después de solicitar el informe pertinente, la empresa deudora no puede ser insolvente
  • Que la mercantil o su administrador no estén incluidos en ningún listado de morosidad
  • Es de vital importancia que no exista ninguna deuda con la administración pública

Después de este examen, sabremos si la acción judicial es viable

El mandato legal de reclamación de deuda se suele iniciar a través del Procedimiento Monitorio en primer lugar. Este proceso permite que a nuestro deudor le invada la alerta y en muchas ocasiones llegar a un acuerdo extrajudicial de manera muy rápida.


Podremos actuar también y según el procedimiento, por las siguientes vías:

  • Juicio Verbal
  • Juicio Ordinario
  • Procedimiento Cambiario
  • Ejecucion de sentencia
  • Concursos de acreedores